Monreal, ¿hasta cuándo?

ROZONES

October 1st 2022

Monreal, ¿hasta cuándo?

Un día sí y al siguiente también, nos comentan, Zacatecas motiva dolor y preocupación, al tiempo que crece la idea de que las autoridades no tienen recursos ni capacidad del gobierno que encabeza David Monreal para atender los problemas crecientes de inseguridad. Ahora la noticia que enluta a esa entidad es el asesinato de tres jóvenes que estudiaban en la Universidad Tecnológica de Zacatecas y murieron tras un ataque armado. Los hechos ocurrieron en La Comarca, al sureste de la ciudad de Guadalupe. Apenas esta semana fueron asesinados seis policías del municipio de Calera, también en una agresión armada. También esta misma semana se conoció la encuesta nacional de victimización de empresas y el estado que tiene la peor percepción de inseguridad es Zacatecas.

Y fue muy claro el Presidente en su defensa al fiscal Alejandro Gertz Manero, luego de que los integrantes de GIEI señalaran a la dependencia que éste encabeza de cometer una “indebida intromisión” en la Unidad Especial de Investigación y Litigio, que llevó a la renuncia de su titular Omar Gómez Trejo. “Con todo respeto a los expertos que han ayudado mucho, se habló de obstáculos en la Fiscalía y se señaló al fiscal. Pues yo sostengo que en lo que a mí me corresponde, que he estado pendiente, la actitud del fiscal ha sido de colaboración”. Ayer concluyó el plazo para el que los expertos fueron contratados y está en veremos si deciden mantenerse hasta 2024. “Ojalá y sigan participando”, dijo también el mandatario.

La mala noticia es que un juez federal de Boston decidió desechar la demanda que México presentó contra fabricantes de armas en Estados Unidos. “Si bien la corte tiene una simpatía considerable por el pueblo de México y ninguna por los que trafican armas a las organizaciones criminales mexicanas, tiene el deber de cumplir con la ley”, sostuvo el juez Dennis Saylor, quien tenía en sus manos la demanda con la que se pretendía responsabilizar a las armeras del derramamiento de sangre que realiza el crimen organizado en nuestro país. La decisión representa un revés para el consultor legal de la Cancillería, Alejandro Celorio, quien tiene a su cargo el litigio, aunque éste ya anunció que apelará la decisión. Algunas voces consideran que, en el pleito legal, con el que se pretende atajar de alguna manera el tráfico ilegal de armas, nuestro país la tiene cuesta arriba. Pero ya se verá.

Fue el Presidente quien confirmó no sólo que sí fueron hackeados los sistemas informáticos de la Secretaría de la Defensa, sino que la documentación extraída en ese ciberataque es fidedigna, en particular la relacionada con su salud. Tras lo anterior, más de uno levantó la ceja por el dato de que el mandatario en algún momento pudiera haberse negado a atender las recomendaciones de los médicos que lo tratan. “Se dice que no aceptó (el tratamiento), que no quiso”, le señaló un reportero a lo que López Obrador respondió: “Pero me vencieron ahí los médicos, o sea, no crean, presionan y uno se defiende, pero terminé con un coctel que tomo por las noches para varias enfermedades”.

Y la que tiene pendiente rendir cuentas sobre la desaparición de dos marinos que fueron comisionados al acompañamiento del senador José Narro, es la alcaldesa de Acapulco Abelina López. Y es que el caso fue referido el jueves pasado por el Presidente López Obrador en su conferencia mañanera, en la que confirmó que los elementos de la Marina siguen desaparecidos. La presidenta municipal morenista declaró “nada que esconder y todo que transparentar”, cuando le preguntaron sobre los hechos, a los que, por cierto, antes ya se había referido sólo para negar su responsabilidad, pese a que versiones apuntan a que fue ella quien instruyó a su entonces secretario de Seguridad a disponer de elementos para proteger al legislador. Uf.

Varias cejas se levantaron ayer al conocer las declaraciones que hizo Iliana Talamantes, alcaldesa de Comondú, Baja California Sur, quien pintó su raya de cualquier esfuerzo que la policía municipal pudiera hacer para acotar a bandas criminales. “Nosotros no vamos a empezar una guerra ni una cacería de brujas. Si no puede la policía federal, la Marina, el Ejército, si no han podido todo este tiempo, ¿lo va a acabar la policía municipal de Comondú?… Va a pasar esta administración y la que venga tampoco”. Nos hacen ver que hace apenas unos días se viralizó un video en el que se aprecia cómo hombres armados agreden a uniformados del ayuntamiento. Talamantes pidió no caer en pánico por la presencia de grupos delincuenciales, porque “no está pasando nada fuera de lo normal”. Uf.

(Source : https://www.razon.com.mx/opinion/columnas/rozones-l/monreal-500430)
 0
 0