Las promesas pendientes para el agro en Yucatán

El campo yucateco logran producciones de gran escala para el sustento familiar y para la generación de empleos.

November 25th 2021

Las promesas pendientes para el agro en Yucatán

Así como se ha dicho que la vida pública ahora es cada vez más pública, la cuarta transformación también se ha comprometido a no pormeter lo que no se va a cumplir, y a simple vista en el camino de la segunda mitad del gobierno, hay varios pendientes en el agro de Yucatán que están en el tintero.

Si hablamos de infraestructura, la promesa que Segalmex compre leche en Yucatán, y que existan centros de acopio lechero, uno en Sucilá y otro en Catmis, brilla por su ausencia.

Y la promesa de un centro de acopio de miel en Tahmek, también se quedó en puntos suspensivos.

Por partes

El proyecto de transformación fue la razón por la que el presupuesto de ‘concurrencia’, el que daba el gobierno federal a los estados en materia agropecuaria, se eliminara y se destinara el dinero para entregarlo directamente al primer eslabón: los productores.

Esto eliminó las formas tradicionales de entregar recursos en el campo, y revivieron peticiones sentidas en el agro de Yucatán.

El principal Estado productor de miel no tenía apoyos directos, ni la infraetsructura para poder vender mejor sus cosechas de miel, fue entonces que surgió la propuesta de un centro de acopio.

Se buscó el terreno y se tiene todo listo para implementarlo, pero el gobierno federal no ha dado el paso, es un pendiente en el tintero y que fue públicamente anunciado por el presidente de México.

Sin la ‘concurrencia’, los ganaderos lecheros hicieron saber que Yucatán tuvo hace años su propia cuenca lechera y se fue perdiendo, hoy lo que se produce es para hacer quesos, pero no para la leche pasteurizada.

Fue también que el gobierno federal y el propio Presidente prometiera dos centros de acopio para que Segalmex compre la leche: uno en Sucilá, al Oriente del estado, el otro en Catmis, al sur de la entidad.

Los productores se organizaron, hicieron los trámites, cumplieron en tiempo y forma, y ni rastro de Segalmex.

¿Y los henequeneros?

Otra promesa del propio Ejecutivo federal, fue incluir a los henequeneros en el programa federal Sembrando Vida.

En Ticul hizo la promesa desde el micrófono del estrado y los henequeneros siguen fuera del programa federal, no se les ha incluido.

Yucatán es buen productor de miel, excelente criador de ganado bovino y ovino, hay calidad genética para poblar ranchos con animales que den carne y leche.

El estado es un excelente porductor de cítricos, de pavo y de cerdo.

El sector social trabaja el campo combinando en cada región la Milpa, las abejas, el henequén, los cítricos, las hortalizas como la berenjena, el tomate hy el cilantro, o las frutas como la sandía, la papaya y la pitahaya.

Se logran producciones de gran escala para el sustento familiar y para la generación de empleo.

Una gran parte  del sector está a favor de la tranformación, pero no logran ver con claridad el cambio en el campo yucateco, porque si bien hay beneficiarios de Sembrando Vida, de Producción para el Bienestar (antes Procampo) para maíz y abejas, también hay promesas que están en el tintero.

La cuenta regresiva está en marcha y siguiendo la lógica de que se cumple lo que se promete, hay pendientes de infraestructura en el campo de Yucatán, así como de inclusión en los programas.

(Source : https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/veronica-martinez-guzman/2021/11/25/las-promesas-pendientes-para-el-agro-en-yucatan/)